¡Había una vez una empresa…! El cuento de la productividad empresarial

¡El paso a paso para lograr el 100% de tu productividad empresarial!

Esto es como un cuento, inicio, nudo y desenlace:

(El inicio)

Si bien la palabra “empresarial” suena algo medio aburrido, ¡Te aseguramos que no lo es!, y más si la combinamos con “productividad” ¡Esto sí suena bien!

Vamos a comenzar por definir qué es “Productividad empresarial” si bien al momento de leer estas dos palabras ya tienes una idea, aquí la vamos a aterrizar y te contamos cada punto de esta maravillosa actividad.

¿Qué es la productividad empresarial?

Dicen que la productividad empresarial es el resultado de todas aquellas acciones que se hicieron en la empresa para mejorar, ¡Hasta aquí, todo bien!  ¿Pero cómo saber qué le hace falta a mi empresa para mejorar? o sea, ¿Cómo voy a trazar esos objetivos? ¡No te desesperes, aquí te resolvemos cada duda!

El incremento de productividad debe ser una estrategia indispensable para cada empresa existente en este mundo. ¡Así es, todas y cada una! Nadie se salva aquí.

¿Por qué es importante?

Pues imagínate que esto te será útil si quieres conseguir mayores y mejores ingresos, crecimiento, posicionamiento, reconocimiento y más; mejor dicho, créate una lista de esas palabras lindas que quieres oír de tu empresa y eso se logra solo y exclusivamente con la famosa producción empresarial. ¡Bueno y mil cosas más, pero esto es una base muy fuerte!

Ahora… ¿Qué debo hacer para que mi compañía tenga “productividad empresarial”? (El nudo)

Es imprescindible ¡Nos encanta esta palabra! que para lograr este conjunto de bellas acciones debes medir y monitorear una a una y de forma continua a través de “indicadores de productividad empresarial” esto con el fin de mejorar la sostenibilidad, competitividad y productividad de tu compañía. Prácticamente es un ¿Preparado? ¿listo? ¡¡A correr!!

Los tips para que tu empresa sea más productiva. (El desenlace) 

  • Como todo cuando vamos a empezar, debes establecer las metas y los objetivos. ¡Por ejemplo, mi objetivo es que este artículo llegue a tantas personas como sea posible y que algún porcentaje de mis lectores se convierta en cliente de asiste. ¿Qué tal? En ese sentido, piensa ¿Cómo hago yo, para cumplir esos objetivos?
  • ¡Todos al tiempo! Eso nos decían en el colegio, pues aquí también, fomentar una sinergia es vital, pues hacer que todos se conozcan con todos hace que tu equipo pueda trabajar incluso mejor que si está encerrado en el círculo de su área. ¡Ay! ¿Pero para qué quiero que todos sean amigos? Claro, uno va a trabajar no a hacer amigos, sin embargo un excelente ambiente laboral es uno de los grandes motivadores de la empresa y esto lleva a tu empleado a conseguir un incremento en la productividad. ¡Si te sientes bien en un lugar, obvio haces las cosas con amor! 
  • ¡La creatividad! a todos se nos da muy bien, y es que con el simple hecho de expresar una idea, esto ya es considerado creatividad, esta palabra es indispensable para que tu empresa sea mucho más competitiva en el mercado y tenga grandes ideas para crecer.
  • ¡No queremos el último Mac, pero si un equipo adecuado para trabajar! Invertir en tecnología es un deber ¡Que digo! una obligación. ¡Si le das a tu equipo un PC DE 1936 (año del primer computador de la historia) pues es evidente que así no van a poder trabajar ni rápido ni bien! 
  • ¡Esta reunión pudo haber sido un mail! No lo dudes, aprende a gestionar el tiempo y así la productividad de tu empresa no se verá afectada por tiempos que no se invierten bien y si literalmente, hacen perder el tiempo. 
  • La flexibilidad laboral ¡Necesito tiempo y espacio! Si te han dicho esto, bienvenido al club, seguro entiendes que es y porque es importante. En caso de que no, habla con tus empleados y no impongas un horario estricto porque ya sabemos que calentar silla es fácil, pero producir así no es tan genial. ¡Si al cumplimiento de metas y no de horario! Piénsalo. 
  • Productividad Vs. rendimiento. Es como lo mismo ¿No? Aquí es donde esos objetivos que trazaste desde el comienzo, empiezan a dar frutos, ¡Teniendo en cuenta cada uno de los puntos anteriores! Tiempo, inversión, amigos, etc.

Conclusión:

Entonces, ¿Con esto puedo decir que mi empresa ya es productiva? ¡Mide, mide y mide, así debas andar con el metro de costura en el bolsillo, pero jamás olvides medir constantemente cada proceso y actividad de tu empresa!

¡Recuerda, no cuentes la cantidad de horas, sino que tan bien invertido está el tiempo de tus empleados en las tareas!

Fin.

Deja un comentario

Close Bitnami banner
Bitnami